Un trabajo, nada más

Bendito sea el trabajo,
que enaltece al obrero.
Orgulloso soy proletario;
trabajo por dinero.
Antes que el astro brille,
me apresto a mi labor.
Herramientas en la mano,
una Browning y una Colt.
Llego puntual a mi faena,
a la hora acordada.
Para mi la hora buena,
para el otro, la marcada.
Mi trabajo es impecable,
invisible es mi huella.
Más aunque salga triunfante,
la Invidente allá me espera.
Me llaman “El Desalmado”
en cada titular.
Pero ¿quién es más asesino,
el que mata, o el que manda a matar?

2 thoughts on “Un trabajo, nada más

  1. Ruben says:

    Impactante poema, no soy un gran lector de poesía, de hecho, no soy un gran lector en absoluto, pero debo reconocer que me impactó, solo me queda la duda de a qué te refieres con la Invidente, pero supongo que asi es la poesía, si el poeta tuviera que explicar el significado de todos sus poemas ya no lo encontraría placentero. Felicidades por el sitio y muchos exitos.

  2. Mabelleta says:

    Gracias Ruben. Gracias por leerme y tomarte el tiempo de comentar. ¡Saludos!

    *La invidente (la justicia es ciega)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *