Que no se culpe a nadie

Que no se culpe a nadie:   De mi miseria y mi tristeza crónicas. De mi ansiedad y preocupaciones constantes. De mis temores por todo y a todo. De mi angustia por el futuro, por el pasado, por la vida. De mi pesimismo ante las posibilidades. De mi deseo de viajar y mi convicción de… Continuar leyendo »

La vida y la muerte

¿Por qué la vida y la muerte se nos confunden a veces? ¿Por qué en un instante una, se disfraza de otra? ¿Por qué en un instante se muere la vida?   No sabes lo que es vivir hasta que te enfrentas a la muerte. No sabes que tenías vida hasta que te la arrancan… Continuar leyendo »

Cómo duele la luna llena

Hoy me duele el alma con todos los dolores de la tierra Me duele como todas las despedidas de mi vida Como todos los golpes de mi infancia Como todas las lágrimas de mi adolescencia   Me duele como la primera vez que me caí de la bicicleta Como la primera desilusión amorosa Como el… Continuar leyendo »

Hoy lloré por tu fracaso

Hoy lloré Por lo que quisiste decir pero no dijiste por temor a lo que pensaran los demás Por lo que quisiste hacer pero no hiciste por el temor a fallar Por lo que quisiste soñar pero no soñaste por el temor a hacerte falsas ilusiones Por lo que quisiste escribir, pero no escribiste por… Continuar leyendo »

Lágrimas que no acuden

Y el corazón grita y se acongoja y cada latido es una puñalada al centro del alma. y duele, duele como la muerte cuando ocurre lentamente.   Y las lágrimas no acuden a mis ojos, están allí, agazapadas, pero no quieren acudir a mi alivio. Quizás están allí, pacientemente, sabiamente; esperando una ocasión más necesaria,… Continuar leyendo »

Alguien

  Alguien con quien caminar de la mano, y platicar de cualquier cosa, con la confianza plena en que me ama y la alegría de amarlo.   Alguien que sepa ser ingenioso y travieso como un niño, pero que enfrente la vida como un hombre. Alguien en quien pueda sentirme respaldada.   Alguien que tenga… Continuar leyendo »

Un trabajo, nada más

Bendito sea el trabajo, que enaltece al obrero. Orgulloso soy proletario; trabajo por dinero. Antes que el astro brille, me apresto a mi labor. Herramientas en la mano, una Browning y una Colt. Llego puntual a mi faena, a la hora acordada. Para mi la hora buena, para el otro, la marcada. Mi trabajo es… Continuar leyendo »

Poema por encargo

Si tengo escaso talento Para escribir con pie. No sé cómo pretendo Escribir para usted.   Me encargaron un poema, Trasgresor debía ser; Mas no he encontrado un tema Para el pudor vencer.   Consulté mi recetario: “Poemario ABC” Y busqué algunos consejos; mañas para trasgredir. Resultó muy ortodoxo mi consejero lírico. No hablaba de… Continuar leyendo »

Señora del Mecenas (A la Catedral Metropolitana)

Solemne, centenaria. Vacía, mercenaria; Así se yergue la elegante Señora del Mecenas, entre la Noble Morada y el portal de las ventas.   Imponente su fachada. Inocente su mirada. Afligida su historia por oscuros pasajes, Decorados sus muros con disgustados lienzos, Repletos sus rincones de dolientes recuerdos.   La figura de un poder engendrado por… Continuar leyendo »

Bendita inocencia

Nos dijimos adiós, y toda mi poesía se fue con vos. Quise rogarte para que te quedaras, lloré tanto tu partida, lloré tanto que no me di cuenta cuando cerraste la puerta es más, no supe que te habías marchado, hasta pasado algún tiempo. Me negué a aceptarlo, quise revolver los escombros que dejó tu… Continuar leyendo »